¿Para qué sirve un detector de CO2?

Seguramente los has visto en viviendas o establecimientos, pero no has sabido de qué se trataba exactamente.

Un detector de CO2 tiene como función medir los gases de dióxido de carbono (CO2) presentes en un espacio cerrado. Desde Reelsa vamos a explicarte la importancia de este dispositivo y vamos a hablarte de los beneficios y  ventajas que puede aportarle a tu negocio.

El dióxido de carbono es un gas habitual, ya que las personas lo expulsamos cuando respiramos. No obstante, las altas concentraciones de este gas en interiores pueden provocar una sensación de fatiga muy desagradable. Es por este motivo que se crean los detectores o medidores de CO2, con el objetivo de controlar la cantidad de dióxido de carbono en un espacio determinado y evitar consecuencias negativas en la salud.

Actualmente, los edificios en general, buscan aislarse de los ruidos del tráfico y la ciudad y para ello se construye en base a un aislamiento que puede dar sensación hermética. Por esto la ventilación controlada es tan importante, sobre todo en los espacios con alto flujo de personas, como puede ser una oficina.

Es en estos casos cuando los detectores de dióxido de carbono resultan casi imprescindibles, ya que serán los encargados de medir en partes por millón (ppm) los niveles de CO2. Si estos niveles fueran superiores a los recomendables, sería necesario variar el sistema de ventilación del espacio para mejorar las condiciones ambientales.

 

 

¿Cuál es su cometido como producto de desinfección COVID?

Como hemos comentado, una de sus principales funciones es la de medir los niveles de ventilación de los interiores, algo que con la llegada del coronavirus se ha vuelto fundamental para controlar y frenar los contagios.

Finalmente, uno de los gases que se acumula en el ambiente en grandes cantidades es el CO2, ya que procede de la respiración de los seres vivos y de los compuestos orgánicos volátiles que proceden de los materiales industriales, de construcción o químicos.

En Reelsa podemos ofrecerte más productos de desinfección COVID muy similares a estos dispositivos, como pueden ser aparatos de ozono y medidores de la calidad del aire, o los ya indispensables dispensadores de gel hidroalcohólico automáticos.

 

¿Cómo son nuestros detectores de CO2?

Actualmente ya no existe un solo modelo de detector de CO2. Gracias al aumento de los sistemas de calidad del aire, podemos encontrar muchos tipos de medidores de dióxido de carbono.

En el caso de Reelsa te ofrecemos un medidor o detector mural de pantalla grande que, además, muestra también fecha y hora, temperatura y humedad y está equipado con tecnología infrarroja (NDIR).  Al fin y al cabo, esta es la tecnología más utilizada por todo tipo de detectores. Gracias a ella, el dióxido de carbono absorbe la radiación del infrarrojo del sensor y gracias al detector equipado con un emisor y un receptor, podemos medir la cantidad de CO2.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Abrir chat