Diferencias entre una caja registradora y un TPV

Existen varias diferencias entre ambos dispositivos. Cuando nos referimos a una caja registradora, hablamos de un aparato con un sistema ya integrado por el fabricante, que permite calcular y registrar transacciones comerciales. Incluye un cajón portamonedas y suele incorporar una impresora para imprimir el recibo o la factura, según las disposiciones legales de cada país.

Sin embargo, cuando nos referimos a un TPV o terminal de punto de venta, estamos hablando de un monitor que funciona utilizando como base un ordenador. Por eso, está compuesto de un hardware y un software que es el que gestiona las ventas, como el cobro con tarjeta de crédito o débito, además de controlar el stock de productos y materias primas, imprimir los tickets de compra, elaborar informes de las ventas, etc.

 

Ventajas de los dos 

  • Calculan y registran transacciones comerciales.
  • Permiten cobrar y registrarlas transacciones automáticamente
  • Disponen de funciones como elegir el producto, conocer su precio, abonarlo o incluso emitir un ticket o recibo.
  • Guardan y ordenan de forma segura el dinero en sus cajones, ya que el cajón del efectivo solo se abre cuando con una venta, a no ser que se use una llave especial.

 

No es sencillo elegir uno de los dos para nuestro negocio. Poco a poco se han ido integrando muchos avances tecnológicos en comercios y hostelería, pero, quizás uno de los que se ha impuesto con más fuerza es la integración de los TPVEstos han llegado para quedarse y solucionar otras muchas gestiones y, tal vez, desplazar poco a poco a las cajas registradoras.

 

Ventajas de cajas registradoras  

La caja registradora se utiliza de forma sencilla y tiene una gestión ágil. Además, con una caja registradora estaremos protegidos frente a posibles amenazas en la red, pues no tiene conexión a internet.

Por ello, el uso de cajas registradoras es muy recomendable para cualquier tipo de negocio. Los modelos básicos incluyen teclado, pantalla e impresora para registrar las ventas, calcular el cambio, buscar un precio e imprimir facturas.

En Reelsa podemos ofrecerte una amplia gama de cajas registradoras, entre las que podrás encontrar la más adecuada a tu negocio, siempre con la mejor relación calidad-precio.

 

Ventajas del Terminal punto de venta (TPV)

El TPV permite realizar las acciones más rápidamente y es más completo. Su software gestiona la compra de un producto o servicio, lo que le hace capaz de sustituir a una caja registradora. Además, tiene muchas más opciones de gestión, permitiéndole generar más informes.

 

 

En Reelsa contamos con tres softwares de gestión para gestionar cualquier tipo de negocio: TOWA, BDP y GLOP.

Y si se trata de un negocio hostelero, también tenemos soluciones como comanderas, avisador de camareros o llamador de cocina.

Para realizar las gestiones, el TPV cuenta con unos periféricos asociados:

  • Impresora de tickets
  • Lector de código de barras y QR
  • Pantalla y lector de banda magnética
  • Cajón de cobro
  • Visor trasero
     

Además, podrás realizar gestiones de compra y guardar toda la información del inventario del que disponen las empresas.

Puede aportar numerosos avances tecnológicos a tu negocio. También te ayudará a agilizar el proceso de cobro y simplificará las acciones que realiza el vendedor.

En Reelsa también podemos ofrecerte una amplia gama de TPV y accesorios para este.

Si deseas más información sobre alguno de estos productos y conocer cómo pueden ayudar a tu negocio, no dudes en contactar con nosotros. Te recomendaremos lo mejor para tu negocio en función de tus necesidades y objetivos.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Abrir chat